Volver

BLOG

¿Qué es la normalidad sexual?

¿Qué es la normalidad sexual?

¡No permitas que la "normalidad" perjudique tu vida sexual!

Muchas veces buscamos mantener una normalidad en nuestra vida sexual. No queremos que nuestras parejas nos rechacen por pedir algo “depravado” ni quedar como “raros”, es por esto que seguimos estructuras obedeciendo a un contexto social, cultural o religioso. Sin embargo, ¿Permiten estas restricciones que tengamos una vida sexual que sea plena para nosotros?

Mantener una “normalidad” en la vida sexual, lleva a las personas a estresarse porque están todo el tiempo pendientes de lo que “deben hacer” más que de disfrutar. Dentro de la "normalidad" sexual se considera que los hombres deben mantener el coito un cierto tiempo previo a la eyaculación, que las mujeres deben tener menos deseo, o que la meta del sexo es el orgasmo. Pero, ¿esto tiene que ser así? ¿Es satisfactorio? ¿Te parece bien?
  
Mantener una “normalidad” en la vida sexual lleva a las personas a estresarse porque están todo el tiempo pendientes de lo que “deben hacer” más que de disfrutar. Suben los niveles de ansiedad por la exigencia de cumplir con esas normas establecidas, tornando el sexo en una actividad monótona, desconectada e insatisfactoria; perdiendo esa chispa mágica que se siente al “fluir”.
  
La “normalidad” es dinámica. Lo que hoy es normal no lo era hace 30 años, ni lo va a ser en 30 años más. ¿Vale la pena que te limites por seguir reglas que van a cambiar? Tu vida sexual te pertenece solo a ti y quien te acompaña. Puedes diseñarla a tu manera, siempre y cuando respetes tu integridad y la del otro, y ambos disfruten de la experiencia. Explora y descúbrete. ¡Tienes solo una vida! No dejes que tus miedos al rechazo, a no encajar o a no cumplir con las expectativas te limiten.
 
La clásica estructura sexual

La típica estructura del acto sexual es la siguiente: primero nos damos besos, después nos quitamos la ropa, tenemos un poco de sexo oral, comenzamos con el coito y después alcanzamos el orgasmo, pero ¿Te gusta realmente que el sexo exclusivamente sea así? El acto sexual puede tener la estructura que tú quieras. El orgasmo no tiene por qué ser la gran meta. Puede que no llegues al a él y eso está bien; siempre y cuando quedes satisfecho con las alternativas que hiciste. Tal vez puedes jugar con tu pareja sin penetración, o practicar sexo oral solamente. Nos enfrentamos a un “problema” o “anormalidad” cuando tu vida sexual trae consecuencia para tu integridad, no cuando a los otros no les parece lo que haces.

Si quieres potenciar tu vida sexual y la conexión con tu pareja, no dejes de seguir nuestro taller Sex Up 

Subir